domingo, 24 de octubre de 2010

El humo de los 33 que tapó a los 34 Mapuche

Carta de Verónica Azpiroz Cleñan 

<><><><></></></></>

20 días antes que los 33 fueran tapados por el derrumbe en la mina, hubo 34 Presos Políticos Mapuche que decidieron entrar en huelga de hambre. 89 días duró el ayuno que tenía la intención de demandar al Estado Chileno que no aplique a causas Mapuche la Ley Antiterrorista, el doble juzgamiento civil y militar, impedir 
que testigos "sin rostro" sin saber su identidad, encapuchados, acusen a Mapuche de delitos de los cuales no hay otra prueba acusatoria que un testimonio sin rostro.

17 de octubre de 2010 (Información Mapuche Chile) .-
Más de 22 millones de dólares se estima el gasto del rescate de los 33. Rescate de reality show si los hay. De los buenos, claro.
Vamos a decir que nos alegró que 33 hombres pudieran salvar su vida. Lo que no nos alegró, es que su humo mediático utilizado por una derecha refinada, glamorosa en su eficacia capitalista, tapara con humo las otras 34 vidas Mapuche y un menor de edad.
¿Por qué los 33 valen más de 22 millones de dólares? Y ¿los 34 Mapuche menos que un centavo?
¿Habrá alguna razón humanitaria por la cual el Ministro de Salud Chileno, Juan Mañalich siguió de cerca el control de la salud de los 33 y no fue ni siquiera un día a ver a los 34 Mapuche en huelga de hambre en las cárceles en la Araucanía?
De raza humana, parecen ser todos. Los 33 y los 34.
¿Cuál es el argumento humano que elige mostrar la hazaña esplendorosa del rescate de los mineros pero se olvida de mostrar los oscuros negocios de la minería? ¿Se les olvidó cubrir a la CNN que esta mina había sido clausurada en el 2008 por razones de seguridad y se volvió a habilitar en el 2009? Obvio, sin contar con las medidas mínimas.
¿Acaso el derrumbe obedeció a un enojo de la naturaleza? O ¿habrá sido la avaricia empresarial minera?
Lo evidente es que: mientras unos deciden entregar su vida por el derecho a la continuidad de su pueblo para recuperar un territorio y vivir en paz con su familia, otros acuerdan millonarias sumas para filmar películas y cuanto marchadising existe por haber pasado 70 días aislados.
Los nuestros, no tuvieron nada de eso. Ni glamour, ni películas. Estuvieron 89 días en ayuno, con problemas de salud severos, paros cardiorrespiratorios, orinas con sangre y problemas pulmonares. Ante tanta presión internacional luego del día 60 del ayuno, algunos medios nacionales chilenos cubrieron pequeñas noticias de la negociación entre Mapuche y gobierno. En el mundo entero, hubieron desde embajadas, consulados tomados por movimientos sociales alíados hasta oficinas de la OIT; CEPAL, y parlamentos, entre ellos el europeo, que se pronunciaron en apoyo a las demandas Mapuche.
Entrando en los últimos días de la huelga, la prensa internacional empezó a mirar a los Mapuche con atención. Entonces, la derecha renovada, saca debajo de otro derrumbe el caso Apablaza y otra vez, el humo invisibiliza de nuevo a los 34.
El día 89, se bajo la huelga. Se hizo un acuerdo bastante precario entre los huelguistas y el gobierno: se levantarán las querellas caratuladas como terroristas. Pero se mantiene la ley antiterrorista con maquillajes reformistas, los testigos sin identidad continúan y la zona Mapuche sigue militarizada.
Aprendizajes varios tuvimos. Reconfiguración de fuerzas al interior del Pueblo Mapuche del lado argentino y del lado chileno luego de esta heroica lucha.
¿A algún medio de incomunicación se le ocurrió investigar cúal es el destino de uso de la minería en Chile? Dicen, algunos informes oficiales que el 10% del cobre extraído está destinado a uso armamentistico al interior de la frontera. Para utilizar ¿Con quién?
Cómo me gustaría Piñera, que así, como gritaste en el rescate del último de los 33, pudieras gritar junto al pueblo chileno: VIVA EL PUEBLO MAPUCHE, MIERDA!
Si no nos das ese gusto, escuchálo en nosotros, que por los 34 gritamos: VENCEREMOS, MIERDA!

Verónica Azpiroz Cleñan
Epu Bafkeh - Red de Salud Mapuche en Argentina

AGENCIA DE COMUNICACIÓN  RODOLFO WALSH

</>

jueves, 30 de septiembre de 2010

domingo, 12 de septiembre de 2010

PABLO NERUDA - MATERIA NUPCIAL

De pie como un cerezo sin cáscara ni flores,
especial, encendido, con venas y saliva,
y dedos y testículos,
miro una niña de papel y luna,
horizontal, temblando y respirando y blanca
y sus pezones como dos cifras separadas,
y la rosal reunión de sus piernas en donde
su sexo de pestañas nocturnas parpadea.

Pálido, desbordante,
siento hundirse palabras en mi boca,
palabras como niños ahogados,
y rumbo y rumbo y dientes crecen naves,
y aguas y latitud como quemadas.
La pondré como una espada o un espejo,
y abriré hasta la muerte sus piernas temerosas,
y morderé sus orejas y sus venas,
y haré que retroceda con los ojos cerrados
en un espeso río de semen verde.

La inundaré de amapolas y relámpagos,
la envolveré en rodillas, en labios, en agujas,
la entraré con pulgadas de epidermis llorando
y presiones de crimen y pelos empapados.

La haré huir escapándose por uñas y suspiros,
hacia nunca, hacia nada,
trepándose a la lenta médula y al oxígeno,
agarrándose a recuerdos y razones
como una sola mano, como un dedo partido
agitando una uña de sal desamparada.

Debe correr durmiendo por caminos de piel
en un país de goma cenicienta y ceniza,
luchando con cuchillos, y sábanas, y hormigas
y con ojos que caen en ella como muertos,
y con gotas de negra materia resbalando
como pescadores ciegos y balas de agua gruesa.

De Residencia en la tierra

LORIS KALAFAT

LORIS KALAFAT

martes, 7 de septiembre de 2010

Yves d'abbans

Yves d'abbans

Pablo Neruda - CUERPO DE MUJER

Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos,
te pareces al mundo en tu actitud de entrega.

Mi cuerpo de labriego salvaje te socava
y hace saltar al hijo del fondo de la tierra.

Fui sólo como un túnel. De mí huían los pájaros,
y en mí la noche entraba en su invasión poderosa.

Para sobrevivirme te forjé como un arma,
como una flecha en mi arco, como una piedra en mi honda.

Pero cae la hora de la venganza, y te amo.
Cuerpo de piel, de musgo, de leche ávida y firme.

¡Ah los vasos del pecho! ¡Ah los ojos de ausencia!
¡Ah las rosas del pubis! ¡ Ah tu voz lenta y triste!

Cuerpo de mujer mía, persistiré en tu gracia.
Mi sed, mi ansia sin límite, mi camino indeciso!
Oscuros cauces donde la sed eterna sigue,
y la fatiga sigue y el dolor infinito.